Feeds:
Entradas
Comentarios

De que estas cansado/a?

Esta seccion es para preguntarles a los que leen cada tanto este blog…de que estas cansado?
Saquense la mufa, enojo aca…hagan catarsis….y luego veamos si somos tan parecidos o diferentes como pensamos.

De que estas cansado?

Yo por ejemplo estoy cansado de que el dinero siempre llegue justo, de que la gente siempre mire para otro lado y de la falta de compromiso de la sociedad en la que vivo

Conociendote…

En una noche pude conocerte y creer lo que necesitas de mi, no se si estare equivocado, no se si en mi mente perturbada todavia por errores del pasado podre saber que necesitas de mi… solo espero que entiendas que estoy para lo que necesites…que tu mirada me intimida porque no se que soy capaz de hacer si me sigues mirando de esa manera…
Ojala puedas ver a travez de mis ojos mi alma, que te des cuenta que te respetare siempre, que quizas te respeto demasiado, pero es porque te quiero tal cual eres, y no quiero ser una molestia en tu vida. Espero sepas entender mis silencios y los momentos en que no puedo mirarte directamente a los ojos.

Espero me enseñes a tocarte, a quererte y abrazarte como siempre lo has necesitado, espero poder aprender con el tiempo lo que necesitas y deseas de mi… solo quiero complacerte.

Unidos…

Así como una vez les puse un triste poema de despedida, hoy mi mente y corazon miran diferente, con otros aires de esperanza, habiendo superado sentimientos encontrados, pudiendo mirar el futuro diferente… les quería compartir este poema que encontre en la web… creditos a su autora! 

Camino sin rumbo
cada paso que doy es un recuerdo
un recuerdo vivido a tu lado
no quiero detenerme
dejar cada momento
me cuesta admitirlo
saber que ya no estas aquí
saber que ya no puedo acariciar tu cuerpo,
sentir tu aroma…

Continuo sin rumbo
el sentimiento es lo que queda
es lo que me acompaña
tu amor a la distancia
me mantiene en pie
para no perder la paciencia
miro a mi alrededor y no veo a nadie
será que esto es entre tu y yo
creo que sí…

No necesito nadie más que a ti
y sé que esto es así
ya que en el fondo de mi corazón
siento tu calor
amor te extraño,
pero nada ni nadie me detendrá
te prometo que llegare al fin
para estar entre tus brazos
y ser feliz junto a ti.

(Bárbara Herrera)

Escalera de Inferencias

Quiero compartir con Uds un texto de algo que me paso toda la vida y recien ahora pude empezar a comprender con claridad y a no sufrirlo.

http://www.mujeresdeempresa.com/relaciones_humanas/061101-los-modelos-mentales.shtml

La escalera de inferencias

Vivimos en un mundo de creencias que se autogeneran y no se cuestionan. Adoptamos esas creencias porque se basan en conclusiones, las cuales se infieren de lo que observamos, además de nuestra experiencia del pasado. Nuestra capacidad para lograr los resultados deseados está menoscabada por nuestra convicción de que:

  • Nuestras creencias son la verdad.
  • La verdad es evidente
  • Nuestras creencias se basan en datos reales
  • Los datos que seleccionamos son los datos reales.

Por ejemplo, hago una presentación ante el equipo de marketing de mi empresa. Todos están atentos menos Mario, uno de mis superiores, que está sentado al final de la mesa con aspecto de aburrido y distraído. No me mira a la cara y bosteza aunque se tapa la boca con la mano.

No hace ninguna pregunta hasta que finalizado mi informe y entonces se establece el siguiente diálogo:
– Está bien, Jaime, lo he entendido y creo que deberíamos pedirte un informe más completo.
– Pero Mario me parece que lo que os he presentado es bastante completo y el departamento de marketing necesita soluciones rápidas.
– Es cierto. De todas formas no creo que unos días más de análisis vayan a suponer demasiada espera y es mejor estar más seguro de que nuestra fuerza de ventas entiende y asume las medidas que adoptemos.
– Por supuesto que todo es mejorable, Mario, pero también valdría la pena experimentar, probar con diferentes clientes y vendedores varias de las alternativas que propongo y así tendremos algunas conclusiones aunque sean provisionales.
– Tienes razón, desarróllalas más y las analizamos pasado mañana. Por ahora acabamos esta reunión.

Todo esto me lo ha dicho a mi, Jaime, que tengo mucha más experiencia que él y, además, yo estoy en contacto continuo con nuestros vendedores y él sólo se ocupa de los clientes importantes.

n nuestra cultura la propuesta de Mario tiende a entenderse como una reprimenda o como una crítica por no haber profundizado más en el informe. Todos guardan sus papeles y notas. Obviamente, Mario me considera incompetente, lo cual es una pena porque nuestro comportamiento necesita estas ideas. Ahora que lo pienso, a él nunca le gustaron mis ideas. Mario es un ambicioso. Cuando me siento, he tomado ya una decisión. No incluiré en el informe nada que pueda servirle a Mario. Él no lo leería o, aún peor, lo usaría en mi contra. Es una lástima que tenga un enemigo ocupando un puesto tan importante en la empresa.

En pocos segundos, he subido todos los peldaños de la “escalera de inferencias”, un camino mental de creciente abstracción que conduce a ideas erróneas.
· Comencé con datos observables: el comentario de Mario, tan evidente como aparecería en una grabación de vídeo.
· Seleccioné algunos detalles sobre la conducta de Mario: no me miraba a la cara e intentaba reprimir un bostezo ( No noté que, un momento antes, escuchaba atentamente).
· Añadí algunos significados propios basados en la cultura de la empresa: Mario quería que yo terminara cuanto antes.
· Pasé rápidamente a supuestos sobre el ánimo de Mario ( no le interesa lo que digo).
· Llegué a la conclusión de que Mario considera que soy un incompetente. Más aún, Mario y todos sus afines se han convertido en enemigos.
· Así, cuando llego al peldaño superior de la escalera, empiezo a conspirar contra él.

Todo parece tan razonable y sucede tan deprisa que ni siquiera me doy cuenta de lo que hice. Más aún, todos los peldaños de la escalera están en mi cabeza. Las únicas partes visibles para los demás son los datos observables en el primer peldaño; y, si me decido a hacerlo, mi decisión de actuar en el peldaño superior. El resto del trayecto, la escalera donde paso la mayor parte del tiempo, permanece oculta, indiscutida y abstracta.

Tal vez haya subido muchas veces por esa escalera de inferencias. Cuanto más creo que Mario es mala persona, más refuerzo mi tendencia a reparar en su conducta maliciosa. Este fenómeno se conoce como “el ciclo reflexivo”: nuestras creencias influyen sobre los datos que seleccionaremos la próxima vez. Y hay otro ciclo reflexivo opuesto en la mente de Mario: al reaccionar contra mi conducta que le extraña por lo antagónica, tal vez esté subiendo su propia escalera. Sin que nadie sepa por qué, enseguida nos identificaremos mutuamente como enemigos acérrimos.

Tal vez Mario estuviera aburrido por mi presentación o quizá él quería encargar el informe a otra persona. Tal vez sea tímido, o que tenga miedo de abochornarme en público.¿Se me han ocurrido otras explicaciones igualmente razonables?.

¿Cómo usar la escalera de inferencias?

No podemos vivir sin añadir significados o extraer conclusiones pues sería un modo de vida árido y tedioso. Pero podemos mejorar nuestras comunicaciones por medio de la reflexión y utilizando la escalera de inferencias de tres maneras:

  • Adquiriendo mayor conciencia de nuestros pensamientos y razonamientos (reflexión).
  • Haciendo que nuestros pensamientos sean más visibles para los demá (alegato).
  • Indagando el pensamiento y el razonamiento de los demás (indagación).

Una vez que Mario y yo comprendamos los conceptos que subyacen en la “escalera de inferencias”, tenemos una manera de detener la conversación y hacer varias preguntas:

  • ¿Cuáles son los datos observables que respaldan esta afirmación?
  • ¿Están todos de acuerdo en la validez de los datos?
  • ¿Puedes compartir conmigo tu razonamiento?
  • ¿Cómo pasamos de los datos a estos supuestos abstractos?
  • ¿Cuándo dijiste (“tu inferencia”) te referías a (mi interpretación de ella)?.

Para pensar…

Que difícil es amar y “aprisionar” al mismo tiempo, pues mientras que el 1er verbo alude a una sensación de bienestar y paz, el 2do se refiere a inquietud y angustia. En realidad, no puede hablarse amor si no hay libertad. Ese amor condicionado a que “me tienes que justificar tus actos y palabras” es un falso amor. Es más bien temor, disfrazado de celos y amor. ¿Cómo puede concebirse que en nombre del amor dos personas se atrapan de tal manera que se convierten en carceleros mutuos?

El amor y la libertad son prácticamente hermanos separados culturalmente. Los novios no necesitan prometerse que se telefonearán, para luego hacerlo. Sencillamente, lo hacen en forma espontánea. El amor les da esa seguridad de corresponderse. Amar a alguien es respetarle su libertad de pensar, de sentir y actuar. Mientras hay lealtad con la pareja, la libertad no daña ni aleja las relaciones, por el contrario, las fortalece.

Pero cuando malentendemos la libertad como una oportunidad para liberarnos de la pareja, irrespetarla inclusive, entonces “embarramos de lodo” esa bella palabra (libertad), reforzando la equivocada creencia de que dicha libertad fue la verdadera culpable del bochinche “extra sentimental”.

Falso, es la falta de autoestima y aprecio al prójimo, lo que nos sucumbe ante las tentaciones, no la libertad.

Amarte y aprisionarte, equivale a suponer que seremos “más felices en una celda juntos. que libre y solo”. Verdad que, es mejor opción esta última, que la ira?. Hay muchas parejas que temen respetar la libertad ajena, e inclusive la propia, argumentando que “quien no cuida su ganado, lo pierde”, dejando esbozar con ello su permanente miedo a nuevas carencias afectivas. Suponen ingenuamente que “su pareja” podrá engancharse sentimentalmente con otra persona, en cualquier evento social. Y para ahorrarse futuros dolores de cabeza y frustraciones por abandonos, dejan que sus miedos y fantasmas gobiernen su conducta, controlando y limitando a su pareja, al punto de asfixiar el romance y desencantar la relación.

Por el contrario, cuando yo respeto la libertad de pensar y actuar – que por derecho le pertenece a mi pareja – descubro entonces el verdadero vínculo que nos une. Hay personas que temen despejar esa verdad. Creen que la única forma de mantenerse unidos es “cazando las mentiras y errores” de su pareja, a fin de “echárselas en cara” luego. Torturante relación condenada al fracaso con el tiempo, sea en convivencia o no. El hecho de estar conviviendo juntos no significa que sean felices ni que han alcanzado el éxito conyugal como algunos que presumen del “abultado número de años” con la misma pareja.

Me entero de lo que significó para mi pareja precisamente cuando ésta ME RESPETA EN AUSENCIA MIA, y no en mi presencia. Cuál es el mérito de mostrarse fiel y leal, cuando la pareja se encuentra al lado de uno?. Ninguno. El autentico respeto y amor se demuestra en ausencia de la pareja, y frente a tentaciones. Teme usted descubrir que su pareja sea incapaz de vencerlas, entonces busque ayuda terapéutica porque vivir con miedo no es agradable, y su pareja se sentirá constantemente supervisada.

Si usted le prohíbe y restringe la vida social a su pareja, amparada en los precedente negativos de ésta (mentiras, contradicciones, traiciones, etc.) entonces. cómo piensan vivir felices ambos en los próximos, si continúan con el mismo estilo de vida?. Suponga que ninguno cambie de actitud. Qué les espera entonces a los dos? Mejor formúlese y responde a las siguientes interrogantes, tremendamente constructivas. ¿cómo puedo aprovechar esta situación para cambiar mi vida positivamente? ¿Qué puedo aprender de este momento para vivir mejor después? ¿Cuánto tiempo puedo mantenerme reteniendo a mi pareja, sin que ambos nos cansemos? ¿qué temo descubrir si respeto la libertad y vida social de mi pareja? ¿Qué es lo que creo no poder superar? Y en el peor de los casos. si hay traiciones, no es mejor saberlo ahora, que después?

La libertad de pensar, sentir y actuar, no supone un desentendimiento del deseo de compartir y estar con la pareja, ni tampoco implica un descuido a la persona amada. Sino un respeto a las actividades sociales, académicas, laborales y de esparcimiento, sin desestimar el tiempo y la dedicación a la pareja. Nadie debe pedir libertad, pues nadie se la puede quitar a otro.

Cuando se priva de libertad, se condena a la frustración. En realidad, es uno mismo quién se priva de su libertad, en nombre de la pareja e impulsado por el temor a la crítica o pérdida.

No es lógico constituirse en “carcelero y amante” al mismo tiempo. Es enfermizo, es un falso amor. Es el miedo, el verdadero autor de esta ambivalencia. El que ama, no duda. El temeroso sí. El que quiere, está tranquilo y confiado. El asustado, intranquilo y desconfiado. El que ama, respeta la libertad propia y ajena. El temeroso se priva y busca privar a la pareja. Dios no muestra su amor respetando nuestra libertad de elegir, pensar, sentir y actuar. Podría -acaso- decirse lo mismo, si Dios nos impidiera ser como queramos ser? Podría hablarse de amor, si nos priva nuestra de nuestra libertad? Píenselo, amar es respetar la libertad ajena.

Y cuando hay amor propio y ajeno, también hay lealtad.

Una amiga querida (gracias Moni) me paso un doc con algunas frases que quería rescatar y compartirla con Uds.

Existen cuatro cosas en la vida que nunca se recuperan:

1- La piedra, despues de arrojada

2- Las palabras, despues de proferidas

3- La ocasión despues de perdida

4- El tiempo, despues de Pasado

Siempre da mas a las personas de lo que ellas esperan, y hazlo con alegría

Casate con alguien con quien te guste conversar. Con el tiempo la comunicación  se tornará cada vez mas importante tanto para ti como para los demás.

No creas en todo lo que oyes, No gastes todo lo que tienes, No duermas tanto como puedas

Cuando digas “yo te amo”, se sincero.

Cuando digas “lo siento mucho” mira a los ojos a la persona a quien se lo dices.

Nunca te rías de los sueños de otros, quien no tiene sueños no tiene mucho.

Ama profundamente y con pasión, puede que salgas herido, mas es la única manera de vivir la vida completamente.

Cuando discutas con alguien, juega limpio, nada de insultos.

No juzgues a nadie por sus parientes.

Habla lento, pero piensa rápido.

Recuerda que grandes amores y grandes realizaciones conllevan grandes riesgos.

Cuando pierdas, no pierdas la lección.

Recuerda las TRES “R”: Respeto por tí mismo, Respeto por los otros, Responsabilidad por tus actos.

No dejes que una pelea haga perder una gran amistad.

Cuando notes que has cometido un engaño, toma providencias inmediatas para corregirlo.

Sonríe cuando atiendas el telefono, quien te llama podría percibirlo en tu voz.

Dar y dar…

Anoche vi una película con Kevin Spacey en casa, la película se llamaba PAY IT FORWARD (http://www.imdb.com/title/tt0223897/). Y es algo en lo que últimamente vengo pensando hace unos dias… y quería compartirlo con quienes leen este blog cada tanto, y creo que a uds. también alguna vez se les paso esto por la cabeza… la pregunta era ¿Dar siempre y no esperar nada a cambio es sano?¿Todo lo que uno da, siempre vuelve?¿Es posible cambiar los corazones de las personas solamente con humildad y bondad?

Será la lluvia de hoy, sera este mes de mierda que estoy pasando y tratando de salir adelante, pero hoy en mi vida me replanteo algunas de estas cosas que siempre hice….dar y dar… y a veces no esperar nada a cambio, solamente por el hecho de ver bien a los demas…pero luego quedas vacio….¿y entonces que? ¿En donde nos equivocamos?¿Deberiamos haber exigido lo que creiamos que nos mereciamos o como siempre esperar a que el otro de lo que tiene y nada mas?

En cuanto a la segunda pregunta ¿Siempre vuelve el amor que uno da? No lo creo, hoy por hoy me suena mas a una frase de Hollywood de una pelicula pedorra romántica de esas que ultimamente saca Ben Stiller (http://www.imdb.com/title/tt0408839/) donde al final el amor lo puede todo….pero la realidad es otra, y la realidad demuestra que si uno no le pone limites a la vida, la vida te pasa por encima, y quedas vacio y con una sensacion de impotencia.

¿Es acaso posible cambiar a la gente solo con bondad y humildad? Ni…la gente no cambia en su escencia, quizas puede pulir algunos errores, puede ver quizas el cariño que uno da y que por algo esta a su lado, o lo elige como amigo… pero si la persona no esta dispuesta a cambiar esos errores, esas creencias que trae desde chico, es muy dificil. Uno tiene que querer a quien tiene al lado tal cual es, tiene que tomar lo bueno de las personas que tenemos alrededor y potenciar esas cosas buenas y aprender a lidiar con las cosas malas, saber perdonar y perdonarnos,  que nadie tiene la verdad absoluta de nada en la vida, que todo es relativo según los ojos con los que se lo miren y desde la perspectiva que se la mire.

Hoy por hoy, personalmente sigo creyendo a pesar de todo, que siempre uno tiene que dar todo lo que pueda, pero tambien aprender a aceptar al otro y sobre todo abrir los ojos ante cosas o actitudes de nuestros prójimos que no nos guste y saber pararlo a tiempo, si es que tanto nos molesta, aprender a lidiar con ello… o simplemente marcharte dando media vuelta agradeciendo los buenos tiempos. Pero siempre, como dicen los futbolistas, “dejar todo en la cancha” y poder irnos a dormir en paz y poder mirar de frente y a los ojos a la gente, sabiendo que por ellos dimos todo lo que pudimos y con la mejor intención siempre.